Interdisciplinariedad

Escrito por yuraimadiana 13-05-2009 en General. Comentarios (5)

Estas características plantean nuevas exigencias en la educación científica de las futuras generaciones y especialmente en la formación de futuros estudiantes universitarios, sobre todo en lo que respecta a cultivar en el hombre cualidades humanas de amor por la verdad, de búsqueda de conocimientos, de crítica y problematización de la realidad en la que se desarrolla, de determinación de problemas, así como de las alternativas para su solución.

 

En su capacidad de penetración en la vida material y espiritual de la sociedad, la ciencia puede devenir un factor decisivo de esta; para ello el estudiante debe incorporar mediante la actividad científica, el sistema de principios, normas y valores éticos que eleven a toda la dimensión humana el trabajo científico, en aras de mejoramiento y de bienestar y no de destrucción.

 

Así mismo, al convertirse en un factor decisivo del desarrollo social, la ciencia ubica en un primer plano la interrelación de tres conceptos básicos: ciencia - cultura - desarrollo humano, que penetra en todas las esferas de la actividad del hombre, desempeña una función fundamental en el desarrollo con una visión diferente de aquella.

 

Una de las formas de entender la cultura es que permita elevar el desarrollo humano a su más alta espiritualidad, con un compromiso ético, lo cual no surge como abstracción lógica, sino mediante un proceso de educación permanente. En ello es importante la función que desempeñan los Institutos de educación media y diversificada en la formación de estudiantes pre universitario, ya que para que la educación prepare para la vida, es preciso sensibilizar ante los problemas de la vida.

 

De lo que se trata es de formar estudiantes que es sean capaces de desarrollar en todas las disciplinas la sensibilidad humana, brindar el conocimiento necesario y formar para el trabajo científico. Y es que la educación no solo debe ser “un proceso de individuación sino también de integración, de reconciliación de la singularidad individual con la unidad social” (Read, Herbert, 1955 p.31).

 

Con referencia a la cultura científica delimita el análisis de la ciencia como actividad específica, mediante la cual los hombres se apropian de los resultados del trabajo científico y lo incorporan a su subjetividad, incluyéndolos en su actividad individual y social. En este sentido el trabajo científico está estrechamente ligado a la cultura científica como fuente principal de transformación y existencia de la ciencia.

 

Por otro lado, Martí sobre la educación científica señalaba: " Que la enseñanza científica vaya, como la savia en los árboles, de la raíz al tope de la educación pública.- Que la enseñanza elemental sea ya elementalmente científica..." (1975, Tomo VIII, p. 278).

 

Es imprescindible  que hoy día cobran cada vez mayor fuerza, tal es el de la interdisciplinariedad. De ahí, que su análisis desde diferentes puntos de vista, permitirá valorar con mayor justeza su significación para el desarrollo de la creatividad ya que no puede caerse en un enfoque reduccionista. ¡Cuántas veces se olvida que las clases de humanidades son “arte de la palabra” y el didactismo estéril olvida la importancia de conceder un tiempo lúdico en los programas, un “tempo” creativo, placentero, transgresor del texto, de producción y comunicación.

 

El significado de interdisciplinariedad según la Enciclopedia Labor expresa que implica una colaboración entre dos disciplinas o ciencias. En cuanto a Pedagogía, se refiere a la enseñanza que intenta abordar y trasmitir al mismo tiempo contenidos y disciplinas diversas. Es opuesto al conocimiento fraccionado y en parcela, y se orienta hacia la integración y globalización de los conocimientos de la educación, en general, por lo que se puede considerar resultado de una nueva pedagogía pluridisciplinar.

 

Si se valora que para Bunge en los rasgos de la personalidad no debe faltar un pensamiento divergente y la capacidad de asociación de la información, la interdisciplinariedad es, sobre todo, al decir de Briggs y Guy Michaud (Briggs y Michaud,1993, p39 ), y que tan acertadamente comenta Ezequiel Ander-Egg , “un estado mental que requiere de cada persona  una actitud  a la vez de humildad ,de apertura, de curiosidad, una voluntad de diálogo y, finalmente, una capacidad para la asimilación y la síntesis. “

 

Para la doctora Diana Salazar en su tesis de doctorado, entiende por interdisciplinariedad como una especie de estrategia didáctica que se establece entre las diferentes disciplinas que conforman el currículo para lograr objetivos comunes en la formación de los estudiantes, y que promueven relaciones de cooperación e intercambio, así como de un análisis y replanteo crítico de la práctica pedagógica. Según el pedagogo Carlos Álvarez de Zayas, el currículo es el trayecto del estudiante por la cultura y el proyecto de vida que ello le posibilita. Para otros, es la ordenación de contenidos de enseñanza o experiencias de aprendizaje que los alumnos realizan bajo la supervisión de la escuela. Puede ser organizado por materias o áreas o globalizado e integrado de modo de propender una visión unitaria hombre-sociedad.

 

La interdisciplinariedad debe verse como un proceso que permite solucionar conflictos, comunicarse, cotejar y evaluar aportaciones, integrar datos, definir problemas, determinar lo necesario de lo superfluo, buscar marcos integradores, interactuar con hechos. ¿Y no es esto una muestra evidente de los nexos con el desarrollo del pensamiento creativo?

 

Lograr el desarrollo del estudiante, y específicamente del futuro universitario, en la actividad científico - investigativa, no puede ser responsabilidad de una disciplina, sino que debe responder a las condiciones institucionales, a la integración de estrategias interdisciplinarias en acciones conjuntas entre las disciplinas que conforman el currículo, de forma tal que se promueva una nueva concepción que permita asumir la actividad científico- investigativa como modo de actuación en la determinación de problemas y en la solución científica de ellos, en las instituciones educativas.

 

Por otra parte, el docente debe realizar  diferentes tareas que de alguna manera implican contenidos de carácter investigativo como son: preparar y desarrollar actividades, argumentarlas y valorarlas partiendo de un problema didáctico; elaborar un diseño teórico para solucionar los problemas detectados en el grupo de adolescentes, en la escuela y en su relación con la comunidad, realiza trabajos o tareas científicas extracurriculares, orientado hasta por seis asignaturas del año a partir de sus objetos de estudio, sin lograr desempeños cohesionados. Cumpliendo así  importantes funciones en la formación académica y práctico - laboral, potenciando mejor el desarrollo de la actividad científico - investigativa de los estudiantes y contribuyendo  con ello a una formación integral del futuro estudiante universitario.

 

Para ser consecuente con su tiempo, los procesos educativos tienen la responsabilidad de formar individuos  competentes, responsables, reflexivos, independientes, creativos y capacitados para aplicar sus conocimientos, conocer sus limitaciones y superarlas, para responder adecuadamente a una realidad en constante cambio,

 

Sin embargo, en la esfera educacional la interdisciplinariedad ha sido tratada más como cuestión teórica que llevada a la práctica en el aula, donde la realidad ha sido fragmentada y no vista como un todo tal cual es, impidiendo que los estudiantes puedan realizar una verdadera tarea científico-investigativa. Ha sido declarada en los documentos metodológicos como intención, como aspiración, pero no se ha concretado en la práctica pedagógica mediante acciones específicas.